¿Qué significa soñar con comida?

Soñar con comida es un tipo de sueño bastante frecuente en el caso de que estés haciendo una dieta bastante restrictiva. El hambre es muy poderosa a la hora de estimular tu mente, haciendo que veas la comida en todas partes. En este sentido, la interpretación no es demasiado importante, ya que tan solo alude a una representación onírica de lo que te gustaría en ese momento.

Pero si no estamos haciendo una alimentación para quitarse los michelines, no nos hemos sometidos a un gran atracón hace poco, o no nos ha pasado nada raro con alimentos, deberíamos analizar bien el sueño. Soñar con mucha comida, o con comida abundante puede ser el reflejo de que tememos que nuestros terrores se terminen por manifestar en la vida real, especialmente cuando los alimentos estaban en mal estado, con gusanos, etc.

Hay muchas consideraciones a hacer antes de proceder con la interpretación: no tendrá el mismo significado soñar con comer un suculento chuletón (en este caso, te recomendamos analizar la interpretación de soñar con carne), que con ver la comida quemada o putrefacta.

Significados de los sueños con comida

No podríamos vivir sin la comida. El cuerpo nos recompensa al consumirla dándonos la sensación de saciedad, pero lo cierto es que estamos ofreciéndole lo que necesitamos para estar vivos. De aquí que soñar con comida rica tenga interpretaciones tan positivas: pueden ser señales que nos manda nuestra mente sobre que pasamos una época de dicha y tranquilidad.

En cambio, la comida podrida indicaría exactamente lo opuesto: es un sueño desagradable que nos incita a reflexionar sobre el porqué de estar viendo alimentos podridos, qué es eso que tiene mal sabor en nuestra vida.

No solo importa lo que significa el alimento en sí, sino también nuestros gustos hacia el mismo: de esta manera, no será lo mismo soñar con comer pescado frito, que con arroz (mira aquí qué significa soñar con arroz), queso o manzana. Por ejemplo, si te gusta el mango y sueñas con él, el significado será más positivo que si no soportas comerlo.

El resto de detalles en el sueño también son importantes, no solo la comida: por ejemplo, si sueñas que comes y te duele la barriga podrá interpretarse mejor si buscamos el significado de tener dolor en sueños o, mejor aún, analizar qué quiere decir que nos duele la barriga.

¿Has soñado con comida en abundancia?

En los sueños de comida abundante podemos encontrar una disparidad de opiniones por parte de los onirólogos. Hay cierto consenso en relación a que está asociado con las grandes ambiciones del soñador y a sus motivaciones para llegar a un determinado destino. Tiene connotaciones muy buenas, ya que insta únicamente a pensar también en las debilidades (no solo en las fortalezas), para saber qué es lo que nos puede caer y cómo afrontarlo.

Una comida abundante está compuesta por muchos alimentos: cómo puede ser carne, miel, uvas, sandías, helados o dulces varios. Nuestra recomendación es que estudies el significado de cada uno de estos alimentos de manera individual.

¿Qué significa un sueño con comida descompuesta o podrida?

La mayoría de los sueños con comida son positivos, pero el significado se invierte por completo al soñar con comida con gusanos, o que está en mal estado por diferentes motivos. También se incluye aquí aquellos sueños en los que la comida no nos gustaba por algún motivo, aunque esté en buen estado (en este caso, lo que importaría es que el alimento te produce rechazo).

Suponen el augurio de que estamos excediendo nuestras energías y esto va a pasarte factura de cara al futuro. Debes aceptar que hay cosas que se escapan de nuestro control y a amoldarte a los cambios. Esto hará que vuelvas a descansar con tranquilidad y que dejes de ver comida putrefacta, llena de ratas y bichos, o descompuesta en tus sueños.

Si en el sueño llegar a ver pelos en la comida puede significar que alguien te esté envenenando. No de verdad, sino metafóricamente: se relaciona con desdichas y estafas.

Interpretaciones comunes de soñar con comida (o con comer)

  • Soñar con comer pelos en la comida indica periodos de soledad y desolación.
  • Si has soñado que comes mucha comida, significa que has alcanzado los objetivos que esperabas y por eso obtienes la recompensa de un buen banquete. No obstante, hay veces que soñamos con esto debido a que los problemas se acumulan, nos estresamos demasiado y nos entra mucha hambre en el sueño.
  • ¿Estabas comiendo dulces? Quiere decir que estás atravesando una época de felicidad, donde todo lo ves así, «dulce». Sin embargo, si últimamente has estado sometido a alimentaciones estrictas o a mucha presión en el trabajo, también podría ser que soñaras con comerte una torta rica u otro dulce que te guste mucho porque echas de menos gozar un poco de la vida.
  • Los sueños con comer hamburguesa es significativo si es tu plano favorito. Nos indica que debemos prestarnos un poco más de atención y dedicarnos algo de tiempo.
  • Soñar con comer sandía, o alguna otra fruta, indica la manifestación de un deseo interno, de consumir un alimento que estás deseando con toda tu alma. No tiene un significado muy interesante.
  • Los sueños con comida china puede ser indicativo de que la dieta que estás siguiendo no sea la adecuada. Quizá quieras perder peso y la dieta te aporte más calorías de las necesarias, o que no se adapte a tus objetivos.
  • Soñar con comer comida congelada nos habla de una persona que tiene una vida demasiado intensa y que no es capaz de parar ni por un momento. Alude a momentos de estés, a insomnio y a periodos de vida de altibajos. También nos indica que es el momento de cogernos unas buenas vacaciones.
  • Los sueños con comer aguacate es un sueño positivo, ya que es un alimento muy completo. Indica que la dieta que seguimos es equilibrada y descarta cualquier próximo problema de salud.

Más sueños:

Hay muchos posibles significados sobre soñar con comida. Si lo analizas bien, sabrás cómo interpretar el tuyo.

Deja un comentario

error: Cuidado: Tenemos un sistema de rastreo de plagios y no dudamos en denunciar a todos los que nos copian. Piénsatelo dos veces antes de hacerlo.